El viernes 11 del 11 del 2016, al ponerse el Sol, levantamos anclas, izamos velas y capitaneados por nuestro Maestro Libélula y sus incondicionables ¡zarpamos!.
Las semanas anteriores estuvimos calentando motores porque las libélulas de GP14 y GP16 vinieron a nuestros coles para narrarnos su experiencia, explicarnos en dónde nos meteríamos y, sobre todo, para animarnos a hacerlo... ¡Muchas gracias, chicos!
La verdad es que sólo por poder lucir con esa sonrisa sus sudaderas merece la pena intentarlo ;-)...

He aquí nuestro Cuaderno de Bitácora:


21.09.18 Encuentro de Gente Pequeña 19 en La Salle Gran Vía. El viernes 21 de Septiembre tuvimos el primer encuentro de Gente Pequeña 19. Tras todo el verano siguiendo la experiencia de nuestros compañeros (Facebook, Twitter, Instagram y ...) por fin nos toca empezar a preparar la nuestra:

  • Con muchas ganas, empezamos de nuevo a pensar en la financiación del viaje, organizándonos ya para ir dejando todo a punto.
  • Además estuvimos hablando sobre lo que pensábamos que nos íbamos a encontrar una vez allí y, a su vez, Carmelo nos iba contando algunas de las curiosidades y experiencias que vivieron en Argentina..
  • Por último organizamos el resto de actividades del año, mientras comenzaba la cuenta atrás para nuestra gran aventura.

[Reseña realizada por Andrea y Germán]

 

 

14.09.18 Re-encuentro de las libelulillas. El pasado viernes 14 de Septiembre, justo cuando hiciera un mes de nuestro aterrizaje en España, vivimos un encuentro entre Gente Pequeña 18 y la Comunidad de Salduba de los hermanos de La Salle que nos abrieron la puerta de su casa para reunirnos unas quince personas alrededor de la mesa y compartir una agradable reunión.

En una primera parte, sobre esta mesa se dispusieron símbolos como la vela o el mantel, aportando un sentido de comunidad y un ambiente relajado y adecuado para compartir. De esta manera, tras una primera oración seguida de una canción que todas conocíamos porque la habíamos cantado con los hermanos en Malvinas y con la que comenzamos a recordar todos esos maravillosos y entrañables recuerdos de allá, vivimos un agradable momento de compartir nuestra experiencia. Sin embargo, este momento no se limitó a contar objetivamente qué labores habíamos llevado a cabo o a contar anécdotas, sino que a partir de las preguntas que nos iban formulando pudimos expresar cosas tan básicas como qué cambios habíamos experimentado al volver o qué echábamos de menos, pero que a veces son tan difíciles de explicar y sentir respuesta de la otra parte.

Como ya se iba haciendo la hora de cenar, continuamos con las conversaciones, pero en esta ocasión, alrededor de la mesa de cenar, en la que compartimos una parrillada acompañada de los platos que cada una habíamos llevado como ensaladas, empanadas, olivas, bebida y algún postre, todo esto bajo un ambiente de celebración escuchando cuarteto de fondo y con el perfecto broche final, que no podía ser sino un bote de dulce de leche.

Queremos agradecer a la comunidad la invitación, la acogida, el trato recibido y los maravillosos momentos que nos llevamos todas de la tarde-noche del viernes

[Reseña realizada por Julia]

 

11.09.18 Y tras otro 11 histórico...