El viernes 11 del 11 del 2016, al ponerse el Sol, levantamos anclas, izamos velas y capitaneados por nuestro Maestro Libélula y sus incondicionables ¡zarpamos!.
Las semanas anteriores estuvimos calentando motores porque las libélulas de GP14 y GP16 vinieron a nuestros coles para narrarnos su experiencia, explicarnos en dónde nos meteríamos y, sobre todo, para animarnos a hacerlo... ¡Muchas gracias, chicos!
La verdad es que sólo por poder lucir con esa sonrisa sus sudaderas merece la pena intentarlo ;-)...

He aquí nuestro Cuaderno de Bitácora:


11.11.18 Celebremos el 11 con nueces. Existe una pequeña aldea de irreductibles pedrosiños que tienen un dicho como arenga para comenzar cualquier hazaña imposible: "¿A que no hay nueces?". Y es que nueces y muchas fue lo que tuvisteis vosotros quince hace ahora justo dos años... ¿os acordáis de aquel primer encuentro aquella fría tarde de otoño de aquel 11 del 11?

Y la Providencia, como un guiño a vosotros, ha hecho coincidir el 11 del 11 de este año con uno de los grandes eventos de la tierra natal de vuestro Maestro Libélula: La Feria de la Nuez de Pedroso. Os la perdisteis pero estuvisteis presentes, la libélula estuvo tal y como lo demuestra este pequeño video resumen de la jornada... y ¡atención! aquel que la encuentre tendrá premio: para el que mande pantallazo al grupo de whatsapp, del fotograma de este vídeo donde aparece la libélula... ¡hay esperando un paquete de oreos! ;-)

 

26.10.18 Nuestro primer vuelo de prueba. Hace casi un año, tuvieron su primer Primer Vuelo de Prueba las entonces Aprendices de Libélulas de GP18 como tal. Y ahora, a pocas semanas de cumplirse los dos años de aquel glorioso 11 del 11 en el que levantamos anclas, izamos velas y zarpamos, cuatro de nosotras de GP19 hemos tenido el nuestro; es decir, por primera vez hemos llevado a cabo una actividad presentándonos como voluntarios de GP19.

Sara, Andrea, Silvia y Mery hemos sido las encargadas de llevar a cabo los juegos de la velada en la Convivencia sobre el Voluntariado de los tandanacuis del colegio La Salle Santo Ángel:

Además de ganarnos unas oreos, a ellos parece que les gustó la experiencia según cuentan aquí y nosotras pensamos que:

"Yo creo que tuvo éxito porque ambas partes buscábamos pasárnoslo bien: en primer lugar los chicos participaron cada vez que pedíamos un voluntario lo que facilitó todo mucho; además las chicas de GP18 aportaron mucha energía y buen rollo; y finalmente, mis compañeras y yo colaboramos para hacerlo lo mejor posible para que los tandanacuis acabarán bien el día." [SARA, GP19]

"Me sentí muy a gusto con lo que hacía, ya que veía que los chicos disfrutaban y se lo pasaban bien con los juegos que preparamos. Me gustó mucho el clima que se generó aunque al principio costara un poco romper el hielo. Pasamos un rato muy entretenido y me resultó muy satisfactorio." [ANDREA, GP19]

"Para mi sorpresa me sentí bastante cómoda, creo que la actividad tuvo muy buena respuesta y lo pasamos genial. Lo más difícil fue sin lugar a dudas captar la atención en los cambios de un juego a otro." [MERY, GP19]

"Al ser de nuestras primeras tomas de contacto con el tema de la animación y los juegos, creo que nos faltó un poco de soltura, pero nada que no pueda mejorarse con el tiempo. Creo que tanto los chicos como nosotras nos lo pasamos en grande, y la poca diferencia de edad favoreció el ambiente. Esperamos poder tener más oportunidades así para llegar a Argentina bien preparados." [SILVIA, GP19]

 

 


LIBELULILLAS DE GIRA

Mañana las libelulillas seguirán volando... decíamos este verano y así está siendo. Una de las actividades a las que se está dedicando GP18 es a compartir su experiencia con los demás de modo que, por una parte, a ellas les ayuda a metabolizar su vivencia y, por otra parte, ayuda a que otros jóvenes -y no tan jóvenes- atisben la realidad que se vive en otros lugares fuera de nuestra zona de confort.

Y así, disfrutemos de sus actuaciones estelares cual rock stars... o participantes de OT ;-)

  • Con Tandanacui de LSGV. El 22 de Octubre, los alumnos de La Salle Gran Vía con inquietud por el voluntariado, escucharon con interés a sus ex-compañeras tandanacuis ahora ya todas unas libélulas de Gente Pequeña. 
  • Con Tandanacui de LSSAZ. El viernes 26 de Octubre, los tandanacuis de La Salle Santo Ángel tuvieron la ocasión de escuchar a las libelulillas como parte de su Convivencia sobre el Voluntariado; dejemos que sean los propios tandanacuis quienes nos lo cuenten aquí. 
  • Con LSSAZ. El 7 de Noviembre y, de nuevo, junto con Rubén que es profesor en La Salle Santo Ángel, se presentó Gente Pequeña a un salón de actos repleto de alumnos de LSSAZ tal y como recogieron las RRSS del Centro. Además de a través de su vídeo resumen de la experiencia en Argentina, fueron Alba y Leyre quienes compartieron su vivencia allí. Así mismo y por una parte, Clara explicó cómo su labor como coordinadora y acompañante junto a Carmelo fue más de mayordomo (por ejemplo, compra de la comida) y guía espiritual; y por otra parte, hizo darse cuenta a los allí presentes de la importancia de quitarse las llamadas Gafas del Primer Mundo. El brohe de oro lo puso el Maestro Libélula acabando con el precioso cuento de las estrellas de mar: 

Érase una vez un escritor que vivía a orillas del mar, donde tenía una casita y pasaba temporadas escribiendo. Era un hombre culto y sensible por las cosas importantes de la vida. Una mañana mientras paseaba por la playa vió a lo lejos un muchacho que se dedicaba a coger estrellas de mar de la orilla y lanzarlas otra vez al mar.

El hombre le preguntó qué estaba haciendo, a lo que éste le contestó:
- Recojo las estrella de mar que han quedado varadas y las devuelvo al mar o morirán.
Dijo entonces el escritor:
- Pero esto que haces no tiene sentido. Hay miles de estrellas, no podrás salvarlas a todas.
El joven miró fijamente al escritor, cogió una estrella de mar y la lanzó con fuerza por encima de las olas y exclamó:
- Para ésta... sí tiene sentido.

 

  • Continuará...

 

 

16.10.18 El Reto del Agradecimiento. Aprovechando la charla de PROYDE Zaragoza sobre las experiencias de voluntariado internacional de este verano de 2018, nuestras libelulillas de GP18 han aceptado y superado el reto de compartir con todos nosotros su agradecimiento a aquellos que han hecho posible su aventura:

 

Un día como hoy hace más o menos dos años, encontrándome en ese momento cursando primero de bachillerato, supe de la existencia de un voluntariado denominado Gente Pequeña, desde ese mismo día hasta hoy han pasado muchas cosas en mi vida y no solo cosas si no personas que han hecho esta experiencia lo que es.

Me gustaría agradecer:

  • En primer lugar a la gente que compone PROYDE y en especial a Clara y Carmelo por dedicarnos dos años a prepararnos y aguantarnos en nuestros momentos más malos y los más buenos.
  • También un agradecimiento especial a mis padres por en todo momento apoyarme a llevarlo adelante y nunca dejarlo.
  • También a la parte más importante de este proyecto que fueron todas las personas que una vez allí nos ayudaron (hermanos de Malvinas, chicos de Argüello) y en especial a los niños por enseñarme tanto en tan poco tiempo.
  • Y por último pero no por eso menos importante, ya que en realidad es el agradecimiento más importante, a mis compañeras de voluntariado por estar en los momentos de risa pero sobre todo en aquellos momentos de llanto vivo, GRACIAS porque sin vosotras no sería igual y gracias a vosotras puedo decir que esta experiencia ha sido de las mejores que he tenido la oportunidad de vivir en mi corta vida.

[ALBA, GP18]

 

  • En primero lugar, le doy gracias a Ana Aguilar que ya desde pequeñas nos acompañó durante los años de Tandanacui y nos animó a apuntarnos a Gente Pequeña.
  • En segundo lugar a todas las personas que nos han ido acompañando durante los dos años de preparación, por animarnos y ayudarnos a crecer poco a poco.
  • Por último, al grupo que finalmente hemos ido a Malvinas Argentinas por todo el cariño y la ayuda que he recibido ahí, pero especialmente a Julia y a Marta porque si ellas no hubieran estado estos años habría sido muy difícil alcanzar el objetivo.

[CLARA, GP18]

 

Dos años después de nuestra primera reunión, toca echar la vista atrás y darse cuenta de todas las personas que han estado detrás de este proyecto y que nos han dado su apoyo, desde los que lo han hecho diariamente como familiares y amigos hasta las personas que sin conocernos nos han ayudado a financiarnos el viaje.

Por ello, sin mencionar a nadie en particular (porque seguro que me dejaba a alguien), quiero agradecer:

  • Al colegio La Salle Gran Vía y Tandanacui que con anterioridad a estos dos años, ya me abrieron los ojos y me despertaron las ganas.
  • Agradecer a todos los que durante las reuniones de estos dos años nos han dado su tiempo para formarnos, aportándonos lo mejor de cada uno.
  • Por otra parte, a todas las personas que nos han ayudado en la financiación, participando en las rifas, “publicitándonos” o comprando la pulsera que hicimos y que, aun después de haber vuelto, y casi un año después siguen llevándola en la muñeca, en la mochila o en el retrovisor del coche.
  • También, volver a agradecer a las personas más cercanas (familia y amigos) el esfuerzo realizado en todos los sentidos y por haberme acompañado durante estos dos años.
  • Pero sobre todo, quiero agradecer a Carmelo, Clara y las otras siete (Olivia, Villa, Martita, Leyre, Sara, Laura y Alba) estos dos años y en especial, el mes compartido en Argentina; agradecer cada momento vivido, cada experiencia, cada reflexión, cada baile, cada risa y cada alfajor que estoy segura que jamás olvidaremos y que cada vez que recordemos, en nuestros ojos aparecerá un brillo especial.

[JULIA, GP18]

 

  • A mí me gustaría dar gracias para empezar a la organización de PROYDE por hacer posibles todo este tipo de voluntariados internacionales.
  • Seguido, a Clara y Carmelo por saber guiarnos en cada momento de Argentina, por motivarnos y apoyarnos.
  • A mis compañeras de grupo, que ya no son solo eso; para mí, se han convertido en una familia, aquellas personas que no te juzgan, que te apoyan, que te entienden, te escuchan, que aunque ya no estemos allá y ya no vivamos juntas hemos hecho un lazo imposible de soltar.
  • Por último, a todas las personas de Argentina, a los hermanos por mostrarnos la verdadera realidad y a "mis niños" que así es como los llamo yo, porque ellos me han enseñado muchas más cosas de las que les he podido enseñar yo; con ellos, he encontrado la felicidad, cosa que muy pocos llegan a hacer y he comprendido que si no la compartes no sirve de nada.

Mis gracias se quedan cortas porque es una palabra que no puede englobar todo lo que me gustaría, pero aún así, gracias.

[LAURA, GP18]

 

  • En primer lugar me encantaría dar las gracias a todas aquellas personas que hacen posible la existencia de PROYDE porque sin ellas esto no sería posible.
  • En segundo lugar a los voluntarios que he ido conociendo a lo largo de los años y han querido compartir su experiencia conmigo; sus vivencias y reflexiones contagian las ganas de querer vivir algo similar que siempre soñaste pero no veías posible.
  • También a todos los monitores que nos han estado acompañando que no pasan desapercibidos: Clara, Alberto Mochales, Alberto Jarauta, Ricardo...
  • Y por último, y no por ello menos importante premiar a Carmelo, por su esfuerzo, conocimiento, ganas e ilusión; por transmitirnos en cada una de las reuniones y durante nuestra estancia en Argentina.

No olvidaré la oportunidad que se me ha dado de ir a Argentina y formar parte de Gente Pequeña, ha marcado un antes y un después en mi día a día, ahora veo la realidad con otros ojos. ¡¡A todos MIL GRACIAS!! .

[LEYRE, GP18]

 

Si tengo que dar las gracias a algo:

  • En lo primero que pienso es en La Salle y Tandanacui, si no hubiera sido por las numerosas charlas y algunos profesores no habría sabido de la existencia de Gente Pequeña y no me habrían transmitido estas ganas por hacer cosas.
  • A Julia, por haberme acompañado en esto durante estos dos años y por compartir mis ganas.
  • A amigos y familia que han escuchado mis miedos y mis ilusiones durante estos años y sobre todo antes de irme.
  • Y sobre todo y en especial a Carmelo y las otras ocho, porque han hecho todo esto más fácil y por el apoyo mutuo que nos hemos dado; ha sido genial lo bien que nos hemos complementado.

[MARTA, GP18]

 

Ahora que ya han pasado casi dos meses desde nuestra vuelta de Malvinas, recuerdo todo el proceso que me llevó a llegar hasta ahí, y cada una de las personas que lo hicieron posible:

  • Para empezar, me gustaría dar las gracias a mi instituto La Salle Santo Ángel, por ofrecernos este proyecto tan ambicioso en 1º de Bachiller, así como a todas las personas que vinieron a contar su experiencia en la reunión explicativa; ya que sin ellos nunca hubiera sabido de Gente Pequeña ni de PROYDE.
  • De nuevo gracias a todos las personas que una vez embarcada en el proyecto, vinieron a las reuniones a ayudarnos en nuestra formación (Alberto Mochales, Eusebio...)
  • Allí en Malvinas, tenemos que agradecer su ayuda a toda la comunidad de hermanos (Ale, Ulises, Héctor...) así como a los profesores del colegio Héctor Valdivieso y a los monitores de Pastoral, que nos ayudaron a sacar el máximo partido de todas las actividades que hicimos; sin olvidarme de dar las gracias a toda la gente de Malvinas Argentinas, por abrirse tanto hacia nosotras e integrarnos tanto en el barrio.
  • Por último, gracias al Hermano Carmelo y todas las integrantes de Gente Pequeña 18 -Clara, Villa, Marta, Sara, Laura, Leyre, Julia y Alba- por la convivencia de cada día y por hacer esta experiencia aún mejor de lo que podía ser.

[OLIVIA, GP18]

 

  • Comenzaría este agradecimiento, dando las gracias a La Salle y PROYDE por haberme ofrecido esta gran oportunidad, donde no solo he sido totalmente feliz, sino que además he podido enriquecerme aprendiendo a saber valorar lo que realmente es importante; nunca hubiera llegado a pensar que esta experiencia me fuera a marcar tanto y la fuera a recordar con tanto cariño y anhelo.
  • Daría gracias también a mis padres, por la comprensión y por no ponerme en ningún momento ningún tipo de impedimento ya que a veces esto son decisiones duras para los padres, debido a que te vas a un sitio muy lejos, donde te va a tocar enfrentarte con situaciones duras y con una cultura totalmente distinta.
  • Y sobre todo gracias a todas mis compañeras de viaje, ya que sin ellas la experiencia no hubiera sido la misma; porque creamos una gran familia junto a Carmelo y Clara y eso nos ayudó mucho en los momentos complicados donde sabias que podías contar con ellos, como también en los ratos libres donde nunca nos aburríamos y nos lo pasábamos genial.

[SARA, GP18]

 

Libelulillas, muchas gracias a vosotras

por el ejemplo, inspiración y gozo que supone veros

"crecer en edad, sabiduría y gracia" [Lucas 2, 52]

 

 

21.09.18 Encuentro de Gente Pequeña 19 en La Salle Gran Vía. El viernes 21 de Septiembre tuvimos el primer encuentro de Gente Pequeña 19. Tras todo el verano siguiendo la experiencia de nuestros compañeros (Facebook, Twitter, Instagram y ...) por fin nos toca empezar a preparar la nuestra:

  • Con muchas ganas, empezamos de nuevo a pensar en la financiación del viaje, organizándonos ya para ir dejando todo a punto.
  • Además estuvimos hablando sobre lo que pensábamos que nos íbamos a encontrar una vez allí y, a su vez, Carmelo nos iba contando algunas de las curiosidades y experiencias que vivieron en Argentina..
  • Por último organizamos el resto de actividades del año, mientras comenzaba la cuenta atrás para nuestra gran aventura.

[Reseña realizada por Andrea y Germán]

 

 

14.09.18 Re-encuentro de las libelulillas. El pasado viernes 14 de Septiembre, justo cuando hiciera un mes de nuestro aterrizaje en España, vivimos un encuentro entre Gente Pequeña 18 y la Comunidad de Salduba de los hermanos de La Salle que nos abrieron la puerta de su casa para reunirnos unas quince personas alrededor de la mesa y compartir una agradable reunión.

En una primera parte, sobre esta mesa se dispusieron símbolos como la vela o el mantel, aportando un sentido de comunidad y un ambiente relajado y adecuado para compartir. De esta manera, tras una primera oración seguida de una canción que todas conocíamos porque la habíamos cantado con los hermanos en Malvinas y con la que comenzamos a recordar todos esos maravillosos y entrañables recuerdos de allá, vivimos un agradable momento de compartir nuestra experiencia. Sin embargo, este momento no se limitó a contar objetivamente qué labores habíamos llevado a cabo o a contar anécdotas, sino que a partir de las preguntas que nos iban formulando pudimos expresar cosas tan básicas como qué cambios habíamos experimentado al volver o qué echábamos de menos, pero que a veces son tan difíciles de explicar y sentir respuesta de la otra parte.

Como ya se iba haciendo la hora de cenar, continuamos con las conversaciones, pero en esta ocasión, alrededor de la mesa de cenar, en la que compartimos una parrillada acompañada de los platos que cada una habíamos llevado como ensaladas, empanadas, olivas, bebida y algún postre, todo esto bajo un ambiente de celebración escuchando cuarteto de fondo y con el perfecto broche final, que no podía ser sino un bote de dulce de leche.

Queremos agradecer a la comunidad la invitación, la acogida, el trato recibido y los maravillosos momentos que nos llevamos todas de la tarde-noche del viernes

[Reseña realizada por Julia]

 

11.09.18 Y tras otro 11 histórico...