CRÓNICAS DESDE TRINIDAD (BOLIVIA)


Rubén nos cuenta:

"Por aqui todo bien. La verdad que es una experiencia increible, estamos encantados y aprendiendo mucho. Se está pasando rápido, queremos hacer más y más cosas, trabajando mucho. La gente es muy simpática, como en familia nos tratan.

Estamos en el Centro de Rehabilitación para menores "Maná" y allí hacemos diferentes actividades: taller de lectura, deportes y mecánica de motos. Tenemos cuatro proyectos y uno es el de las motos donde, por ejemplo, arreglamos pinchazos. Son 25 internos y los dividimos en grupos, yo me encargo de la parte técnica.

La experiencia de la cárcel de Mocovi sí fue dura, el primer día nos costó digerirlo, ahora estamos encantados con ellos, hacemos reflexiones, juegos, dinámicas y se lo pasan genial.

Os contaré a la vuelta, se pasa rápido cuando estás aquí..."

 


CRÓNICAS DESDE MALVINAS ARGENTINAS, CÓRDOBA (ARGENTINA)


Todas las experiencias, vivencias, dificultades, alegrías y demás sensaciones de nuestros queridos valientes de Gente Pequeña 18 las encontraréis en:

 

 

21.06.18 Envío de Voluntarios de Verano. El miércoles 21 de Junio, a las 19:00, en el colegio La Salle Gran Vía, ha tenido lugar el envío del Voluntariado Internacional de Verano. Este año los protagonistas son Rubén que viajará hasta Trinidad (Bolivia) y nuestras chicas de Gente Pequeña 18 que lo harán a Córdoba (Argentina). Eusebio, como Delegado de PROYDE Zaragoza, comenzó con unas palabras que compartimos aquí porque merece la pena volverlas a leer… despacio y sintiéndolas tal cual lo hizo él tan preciosamente:

"Enviados a una misión. Enviados. Con una misión. Enviados al mundo. Llamados a transmitir lo mejor de vosotros mismos. Vais a tener una experiencia importante en vuestras vidas. Una misión única. Distinta. Especial. No vais de viaje de aventuras a conocer lugares remotos y gentes exóticas. No vais a salvar el mundo, pero especialmente vais a dar lo mejor de vosotras mismos.

Hay tantos caminos diferentes y tantos acentos como personas. Cada una de vosotras tenéis vuestras formas de ser, vuestros talentos, vuestras capacidades, vuestras maneras de pensar y de hacer las cosas, vuestras manías. En uno destacará la ternura. O la alegría. O la paciencia. O la firmeza. La honestidad. La creatividad e imaginación. Os vais a encontrar con alguien que necesita vuestra palabra, una caricia, una sonrisa. Alguien que espera vuestro entusiasmo. Alguien a quien tenéis que transmitir una buena noticia. La alegría de vivir con ilusión y esperanza. 

Y vais con unas actitudes que no están de moda.

Con la búsqueda de una verdad que dé sentido a la vida.

Con la profundidad frente a la banalidad en las búsquedas concretas de la felicidad. En esta época de superficialidad. ¿Qué ventajas tiene la banalidad? Que es menos exigente. Que es más fácil. Que cuesta menos pasar de una realidad a otra. Que es menos ambiciosa… Por eso es  importante ofrecer lo que de verdad aporta la profundidad. Pilares firmes. Un suelo de roca sobre el que construir la vida. Una mirada más aguda a la realidad de la propia vida y de la vida de otros.

Con la responsabilidad personal. Es un concepto interesante, sobre todo en una época en la que la responsabilidad viene, a menudo, minimizada por tener siempre excusas, otros que hagan lo que nosotros no hacemos o que puedan terminar dando la cara por uno. Hacen falta personas serias, sólidas, fuertes y coherentes.

Con la búsqueda en el sufrimiento humano, de la verdad y la justicia sin pasar de largo. Otra llamada de atención muy importante, pues es fácil hoy ser ciego, sordo o indiferente.  En el hombre y la mujer que sufre hay un grito que alza la voz pidiendo justicia, y una llamada a cada ser humano hoy. Y todo en grupo, en comunidad; vais a tener tensiones, vais a estar entre la diversidad y la unidad. La noción de pertenencia al grupo es fundamental. Sin estar de acuerdo en todo, con discusiones, pero unidos.

Con la conciencia de estar enviados por otras personas que os queremos, que nos gusta lo que vais a hacer. Estáis llamados a dar un testimonio valiente, sin avergonzarse. El testimonio sencillo de la propia implicación. El testimonio de: creer; practicar…

Contaminaros de sus ojos, de sus bailes, de sus secretos, de sus sueños, mezclaros y compartiréis algo más profundo. Os sumáis a los 146 voluntarios que desde PROYDE participan durante este verano en una experiencia en Asia, África o América Latina. Os deseamos que tengáis la mejor experiencia posible. Vivir abiertos, sin prejuicios, con la ilusión de que mucha gente pequeña, haciendo muchas cosas pequeñas, en muchos lugares pequeños podemos cambiar el mundo."

La ceremonia continuó con la entrega a los voluntarios de:

  • CINTA. Ana, como responsable de Tandanacui, les entregó la tradicional Cinta de la Medida de la Virgen de Pilar con los colores de Aragón y compartió su emoción al sentir que en los jóvenes tandanacuis se siembra una semillita que hace que algunos se conviertan en majestuosas libélulas.

 

  • ESTRELLA. El hno. Jesús, como Delegado de Misión Pastoral del Sector, les entregó una estrella de La Salle (más una versión en pulsera) porque “nosotros queremos que vosotros, y estamos convencidos, seáis estrella también allí; estrella para ellos y también como conjunto, que os apoyéis con esa luz unos a otros; esta estrella tiene cinco brazos que también queremos simbolizar; vosotros y vuestra manera de ser hará que unos brazos sean más largos que otros; estos cinco valores, estas cinco actitudes están ahí: fe, servicio, compromiso, fraternidad y justicia”.

 

  • SEGURO. El hno. José Manuel, como responsable de PROYDE-PROEGA, les entregó una tarjeta con los datos del seguro como símbolo de la seguridad de la ONG que les respalda y acabó con este bonito deseo: Enhorabuena, muchos ánimos y que cuando regreséis nos contagiéis en ese afán de solidaridad cara a  los países empobrecidos.

 

  • DIARIO. Por último, el hno. Carmelo, como responsable de Gente Pequeña Zaragoza, entregó a sus libélulas un cuaderno para ser utilizado como diario en ese momento irrenunciable del día. Se trata del momento para “compartir cómo lo sentimos, cómo estamos viviéndolo (es decir, compartir con el corazón) porque es la forma de metabolizar, de entender, de ir colocando aquello que vamos viviendo… pero hay una segunda parte y es que cada día van a tener un tiempo donde van a tener que escribir un diario y el consejo que les hemos dicho es que todo lo que veáis, en el momento en que lo veáis, anotadlo porque cuando lo ves la primera vez, te sorprende, te llega, cuando lo ves tres veces ya te parece normal y con eso nos vamos vacunando, vamos perdiendo la capacidad de sorprendernos y al perder la capacidad de sorprendernos perdemos la capacidad del entusiasmo, de amar, de ver las cosas bonitas; entonces para que esto no nos pase vamos a anotarlo, porque así pasado un tiempo lo vuelves a leer y dices <<ese era yo>>, <<así estaba viviéndolo>> y de esa forma aprendo a vivir, a construirme y aprendo a ver cómo ha sido o qué constantes ha habido en mi vida.

Junto a estos regalos simbólicos acompañados de tan emotivas y emocionantes palabras, compartimos también:

  • Unas palabras de Mª Jesús como experimentada voluntaria en Córdoba (Argentina) los veranos de 2013 y 2016, y así compartió sus recuerdos y sus consejos.
  • Una oración leída a dos voces por Sergio y Úrsula, también como experimentados voluntarios en Gangurvarpatti (India) y Abidjan (Costa de Marfil) los veranos de 2017 y 2016, respectivamente.
  • Y entre todos, arreglamos un poquitín el mundo… que se encuentra algo desinflado ;-)

La ceremonia finalizó con una sorpresa y es que nuestras libelulillas nos deleitaron con un baile, una danza, una coreografía, una bonita manera de acabar de forma festiva, alegre y sintiéndonos unidos, formando todos juntos parte de una misma hazaña… y cuyo vídeo resumen podéis disfrutar tantas veces queráis AQUÍ.

Y como colofón, damos la palabra a los protagonistas, a los voluntarios. Cómo vivieron, sintieron y pensaron el Envío los jóvenes de Gente Pequeña 18, junto a algunos consejos de algunos compañeros que ya han vivido una experiencia similar, lo encontrareis AQUÍ. Y os dejamos con Rubén:

"Según la RAE, envío se refiere tanto a la acción como al efecto de enviar, acción de poner algo en camino, y en ello estoy, iniciando el camino a los proyectos de verano 2018. Este jueves 21 de junio se celebró el Envío de todos los voluntarios en La Salle Gran Vía, en el que participé junto a todos mis compañeros de Gente Pequeña, fue una celebración muy emotiva y me gustaría transmitiros en voz de todos los voluntarios que nos sentimos muy arropados por  familiares,  amigos y educadores.

Durante toda la celebración pude escuchar diferentes palabras: experiencia, compartir, comunidad, ayudar, viajar… pero me quedé con una palabra que busqué de nuevo en el diccionario: ilusión… sentimiento de alegría y satisfacción que produce la realización o la esperanza de conseguir algo que se desea intensamente. Y así es, mi sentimiento y el de cada uno de los voluntarios era de satisfacción  después de un camino y un trabajo realizado <<la fecha ya ha llegado>>, <<ya está aquí>> y yo ya estoy listo para viajar! Buen verano y buen proyecto!"

 

VÍDEO RESUMEN DEL ENVÍO: AQUÍ